El triunfo del espíritu

El triunfo del espíritu
Jura de la Constitución de Cádiz

sábado, 6 de diciembre de 2014

Comentario a "Retrato" de Machado



Retrato

Mi infancia son recuerdos de un patio de Sevilla,
y un huerto claro donde madura el limonero;
mi juventud, veinte años en tierras de Castilla;
mi historia, algunos casos que recordar no quiero.


Ni un seductor Mañara, ni un Bradomín he sido
—ya conocéis mi torpe aliño indumentario—,
más recibí la flecha que me asignó Cupido,
y amé cuanto ellas puedan tener de hospitalario.


Hay en mis venas gotas de sangre jacobina,
pero mi verso brota de manantial sereno;
y, más que un hombre al uso que sabe su doctrina,
soy, en el buen sentido de la palabra, bueno.


Adoro la hermosura, y en la moderna estética
corté las viejas rosas del huerto de Ronsard;
mas no amo los afeites de la actual cosmética,
ni soy un ave de esas del nuevo gay-trinar.


Desdeño las romanzas de los tenores huecos
y el coro de los grillos que cantan a la luna.
A distinguir me paro las voces de los ecos,
y escucho solamente, entre las voces, una.


¿Soy clásico o romántico? No sé. Dejar quisiera
mi verso, como deja el capitán su espada:
famosa por la mano viril que la blandiera,
no por el docto oficio del forjador preciada.


Converso con el hombre que siempre va conmigo
—quien habla solo espera hablar a Dios un día—;
mi soliloquio es plática con ese buen amigo
que me enseñó el secreto de la filantropía.


Y al cabo, nada os debo; debéisme cuanto he escrito.
A mi trabajo acudo, con mi dinero pago
el traje que me cubre y la mansión que habito,
el pan que me alimenta y el lecho en donde yago.


Y cuando llegue el día del último vïaje,
y esté al partir la nave que nunca ha de tornar,
me encontraréis a bordo ligero de equipaje,
casi desnudo, como los hijos de la mar


Cuestionario
Comenta los versos 1 y 2: Los padres del poeta vivían alquilados en un palacio renacentista de los duques de Alba en Sevilla convertido en  casas de alquiler. En el centro había un limonero

Comenta los versos 3 y4: Se refiere a su vida en Madrid. La economía familiar era precaria. sus padres tuvieron 7 hijos vivos, y el padre tuvo que aceptar el puesto de abogado en San Juan de Puerto Rico hace donde embarcó para volver al año siguiente y morir de una tuberculosis fulminante.

Comenta los versos 5 y 6: Quiere decir que en su juventud no fue ni un seductor ni un infeliz amante. Mañara era un donjuán contemporáneo de Sevilla y el marqués de Bradomín, un seductor decadente y católico, personaje recientemente inventado por Valle-Inclán.


Comenta los versos 9 y 10: No es un burgués. Hay mucho de revolucionario detras  de un hombre aparentemente gris, pero no hay violencia en su ideología.

Comenta los versos 13 y 15: Ronsard es un poeta del Renacimiento francés. Quiere decir que cuando se inició en la poesía empezó por el modernismo para, posteriormente, abandonarlo.

Comenta los versos 21: No es ni clásico ni romántico. Machado sabe que está abriendo un camino en la poesía española. Su mérito es haber hecho de las cosas aparentemente sin importancia materia poética y presentado la poesía como un discurso natural cuyo recitado discurre como si fuera prosa sencilla y espontánea.

Comenta los versos 33 y 36:  Sus valores personales los proyecta en su vida profesional: filantropía, sencillez y austeridad, huyendo de la pomposidad del Modernismo.

Métrica: El poema está compuesto de una serie de estrofas de 4 versos alejandrinos que riman consonantemente  14A-14B-14A-14B

Comentario: Corresponde este poema a unos de los publicados en Campos de Castilla, 1912, por Antonio Machado. El libro terminó por consagrarlo. El  poeta se dirige a sus lectores , a los que tutea,  relatando una escueta  biografía acompañada de  un balance personal de los valores que la han presidido: austeridad,  filantropía y sencillez, que también son aplicables al estilo de su poesía. Hay una breve mención a Leonor, su mujer recientemente muerta.




No hay comentarios:

Publicar un comentario